Tips para la alimentación de niños preescolares

preescolar sin apetito

Algunas  de las quejas más comunes de las madres de niños preescolares (entre uno y cinco años de edad) son: “Mi hijo no se alimenta lo suficiente”, “Apenas prueba la comida”, “Solo acepta dos o tres alimentos diferentes”, “Cuando era bebé comía tan bien…no entiendo que le ocurre ahora”…

Aunque cada pequeño es diferente, en la mayoría de los casos esta etapa de la vida se relaciona con diferentes conflictos  entre la madre y el niño relacionados con la alimentación. Pero todos ellos tienen una explicación y existen formas de sobrellevarlos sin que esto afecte al estado de nutrición del niño, al desarrollo de su independencia…. o a la salud mental de la madre.

Para comenzar, es importante reconocer algunas características los niños en la etapa preescolar:

  • Disminuye la velocidad de crecimiento. En comparación con la velocidad a la que el niño crecía durante su primer año de vida, ahora el ritmo de crecimiento es más lento. Piense que durante el primer año, el bebé triplicó su peso. La velocidad a la que irá ganando peso y estatura ahora es bastante más lenta, así que, proporcionalmente, su cuerpo demanda menos energía.
  • Desarrollo motriz acelerado. Aunque el crecimiento lineal del niño no sea tan rápido como antes, durante los años preescolares su desarrollo motriz es muy acelerado. En esta etapa aprenderá a caminar, correr, saltar, subir y bajar escaleras, patear una pelota, pedalear una bicicleta; además desarrollará múltiples habilidades motrices finas que después le permitirán escribir entre otras muchas cosas.
  • Desarrollo intelectual y gran capacidad de aprendizaje. En esta etapa la capacidad de aprendizaje del niño es enorme. La estimulación que reciba durante estos años será decisiva para su futuro intelectual. Relaciona las causas con sus efectos. No es difícil entender entonces porqué hay algo que  le resulta más interesante que comer lo que ve en su plato: averiguar que pasa si lo toca, pellizca, manipula…
  • Búsqueda de independencia. El pequeño ahora comprende perfectamente que es un ser independiente y distinto a su madre, aunque aún la necesite mucho. Quiere demostrar y demostrarse a sí mismo que puede tomar sus propias decisiones y no siempre está de acuerdo con los demás.
  • Desarrollo de la autoestima. Los años preescolares son críticos para el desarrollo de la autoestima. La imagen que el niño se halla formado de sí mismo hasta la edad de cinco años le acompañará prácticamente durante toda su vida. Un ambiente seguro y amoroso, con límites claros y consistentes es necesario para que el niño crezca seguro de sí mismo.

Como conclusión a lo anterior se puede decir que una disminución en el apetito y un marcado desinterés por los alimentos son situaciones normales en los niños entre uno y cinco años de edad. Al mismo tiempo, los nuevos intereses del preescolar y las características propias de la etapa en cuanto a desarrollo motriz, intelectual y de la  independencia llevan con frecuencia a vivir una situación de conflicto entre lo que los padres esperan que el niño coma y lo que éste acepta comer. 

Es frecuente encontrar determinadas conductas relacionadas con la alimentación que el niño repite a menudo y que pueden ser preocupantes para los padres, pues, por un lado, les preocupa el no saber si lo que el niño está comiendo es suficiente para asegurarle todos los nutrimentos que requiere para un sano desarrollo, y por otro lado, el comportamiento del niño en la mesa podría no adecuarse a las reglas sociales y modales aceptados por la familia. Algunas de estas  conductas que es frecuente encontrar son:

  • Negarse a probar alimentos nuevos.
  • Aceptar solo cantidades de alimentos que para los padres son inaceptablemente pequeñas en una comida y comer  más de lo habitual en la siguiente.
  • Aceptar solo una variedad limitada de alimentos.
  • Aceptar sólo un mismo alimento en todas  o la mayoría de las comidas del día durante varios días consecutivos.
  • Rechazar repentinamente un alimento que antes aceptaba con agrado.
  • Aceptar algún tipo de alimento solo si se sirve en un utensilio determinado, por ejemplo, sólo toma jugo en su vaso rojo.
  • Aceptar algún alimento solo si es presentado en la forma habitual, por ejemplo, acepta comer zanahorias sólo cortadas en rodajas, pero no en cubitos.
  • Tomar los alimentos con las manos y jugar con ellos.
  • Derramar fácilmente los alimentos y bebidas sobre la mesa o sobre su ropa.
  • Sentir urgencia de ir al baño cuando comienza a comer.

niña pequeña comiendo y chupando su mano

Conociendo estas particularidades de la etapa preescolar y entendiendo sus razones es más fácil aceptarlas y tomar medidas para ofrecer una dieta de buena calidad al niño y evitar en la medida de lo posible los conflictos.

Algunas recomendaciones para mejorar la calidad de la dieta que se ofrece al pequeño son:

  1. Ofrezca varias comidas pequeñas al día. Tres comidas principales y dos refrigerios pueden ser necesarios para cubrir las necesidades de nutrimentos del niño.
  2. Ofrezca en cada una de las comidas al menos un alimento de cada uno de los tres siguientes grupos:
    • Frutas y verduras
    • Cereales (arroz, pasta, tortilla, avena, cereales para desayuno, pan, galletas)
    • Alimentos de origen animal y leguminosas (leche, pescado, pollo, carne, queso, huevo, frijoles, lentejas, habas, etc).
  3. Limite las cantidades de grasa, sal y azúcar que se utilicen para preparar los alimentos.
  4. Aunque existen variaciones individuales, para la mayoría de los niños preescolares los siguientes números de porciones de alimentos suelen ser adecuadas:
Grupo de alimentos Número de porciones al día Ejemplos equivalentes a  una porción
Leche

2

1 tza de leche, ¾ tza de yogurt
Cereales

6

½ tza de cereal, 1 tortilla, ½ tza de pasta, 1 reb de pan de caja, 4 palitos de pan
Frutas

3

½ pera, ½ plátano, ¾ tza de fruta picada, 1 manzana pequeña
Verduras

3

½ tza de verduras al vapor, ¼ de taza de jugo de zanahoria
Alimentos de origen animal

3

40 g de pechuga de pollo, 1 huevo, 40 g de queso
Leguminosas

1

½ tza de frijoles o lentejas

Tips para reducir los conflictos relacionados con la alimentación 

  • Recuerde que alimentar es mucho más que solo “cubrir” nutrimentos. También está formando hábitos. Además, la alimentación es parte de la vida social del niño.
  • Evite servir grandes cantidades de alimento al niño. La cantidad de comida aceptada por un niño y otro puede variar. Incluso la cantidad que acepta el mismo niño en diferentes ocasiones puede ser diferente, pero como  guía sirva una cucharada sopera de cada platillo por cada año de edad. Por ejemplo, para un niño de dos años, sirva dos cucharadas de sopa, dos cucharadas de algún plato fuerte y dos cucharadas de verduras. Si lo desea, el niño pedirá repetir  alguno de los platillos, pero si no, no se sentirá agredido con una cantidad de comida que de entrada sabe que no podrá terminar.
  • Respete las decisiones de los niños de acuerdo con su edad. Los niños pueden decidir si comen o no algún alimento, pueden también participar al momento de elegir el menú. Sin embargo esto no quiere decir que usted tendrá que preparar una variedad de platillos para ver cual prefiere su hijo. El niño en edad preescolar debe adaptarse al menú para toda la familia.
  • No permita que utilizando su preocupación al verlo quedarse sin comer, el niño la manipule para conseguir lo que quiere. En otras palabras, no seda a algún capricho sólo con tal de no verlo quedarse con el estómago vacío. Por ejemplo, si usted decidió que para el menú de la comida habrá sopa de verduras y pollo, y el niño se niega rotundamente a comer cualquier cosa que no sea jamón, evite caer en el juego dándole el tan deseado jamón. Sirva la sopa y el pollo y permítale decidir si lo comerá o no. Seguramente se negará a comer, pero ya se recuperará en la siguiente comida.
  • Ofrezca en repetidas ocasiones los alimentos que el niño se niega a probar. Intente diferentes presentaciones y platillos. No se desespere. Tarde o temprano los probará, pero no los excluya por completo del menú, porque irá haciendo la dieta de la familia cada vez más limitada en variedad.
  • Prefiera alimentos coloridos y de diferentes texturas. Un panorama agradable a la vista y al tacto hará más sencillo para el niño probar nuevos alimentos. Además ayudará a estimular sus sentidos.
  • Emplee utensilios de acuerdo con la edad. Así como no es saludable que el preescolar siga bebiendo en un biberón, tampoco es conveniente servirle en platos o vasos pesados, demasiado grandes o que puedan romperse. Prefiera platos y vasos pequeños de plástico resistente, cucharitas pequeñas con mango grueso y tenedores con las puntas redondeadas. Aún no es momento de que el niño use el cuchillo.
  • Cree  un ambiente agradable. De ser posible reúna a la familia a la hora de las comidas y evite tratar los problemas y conflictos de la familia a esta hora. Propicie una charla amena y tranquila donde todos, puedan sentirse cómodos y seguros.
  • Establezca reglas claras con respecto a la conducta que se espera del niño en la mesa y sea congruente con ellas. Pero sea flexible y razonable con estas reglas de acuerdo con la edad del pequeño.
  • Evite utilizar los alimentos como premios o castigos. Si el niño aprende a premiarse con un chocolate o golosina, probablemente lo hará toda su vida.

niño preescolar comiendo galleta

Por último,  lleve junto con el profesional de salud de su confianza un registro del peso y la estatura del niño. Haga estas mediciones al menos dos veces al año. Mientras se mantenga un ritmo constante de crecimiento, y su hijo permanezca sano y se desarrolle normalmente no se preocupe demasiado por su conducta errática al comer. Recuerde que es pasajera y es parte su desarrollo normal.

 

 

 

Anuncios

4 comentarios sobre “Tips para la alimentación de niños preescolares

  1. Excelente artículo, los consejos son concretos y fáciles de poner en práctica. Tengo un bebé de año y medio que ahora come mucho mejor. Felicidades por su página.

    1. Que gusto que el artículo te haya resultado útil. No dudes en contactarme si te gustaría leer sobre algún tema en especial o tienes alguna duda. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s