Dietas de la A a la Z

A

Dieta para Adelgazar

Una dieta para adelgazar es aquella en la que se promueve un déficit de energía. Esto quiere decir que se consume una cantidad de calorías menor a la que el cuerpo necesita. Habitualmente se busca lograr un déficit de alrededor de  500 kilocalorías al día para promover una pérdida de peso corporal constante de unos 500 g por semana, que se considera una velocidad de pérdida de peso segura.

Existen diferentes tipos de dietas para adelgazar entre las que destacan las dietas equilibradas, las dietas bajas en grasas y las dietas bajas en hidratos de carbono. No existen evidencias de que ninguna de ellas tenga ventajas sobre las otras siempre y cuando promuevan un déficit de energía, por lo que los expertos en nutrición aconsejan preferir las dietas equilibradas, que son más seguras, más fáciles de adoptar y de seguir a largo plazo.

Dieta Atkins

La dieta Atkins es una dieta para bajar de peso que comenzó a popularizarse desde los años 70 del siglo pasado y que se atribuye a un médico norteamericano llamado Robert C. Atkins. Pertenece al grupo de dietas que científicamente son llamadas dietas cetógenas, en las que se promueve el consumo de proteínas y grasas y casi se eliminan los hidratos de carbono.

Se estimula el consumo casi exclusivo de carnes, huevos, quesos, embutidos, mariscos, aceites, mantequillas y mayonesas. Se permite un consumo mínimo de verduras y frutas y se excluyen todos los panes, cereales, harinas, pastas, arroz, etc.

Se basa en la teoría de que los hidratos de carbono estimulan la producción de insulina, siendo esta hormona la causante del incremento de peso corporal. Además, en ausencia de azúcares, el cuerpo obtiene energía quemado grasas y se producen como resultado cuerpos cetónicos que suprimen el apetito.

Este tipo de dieta ha sido cuestionada por la comunidad científica y hoy se sabe puede ocasionar mal aliento, estreñimiento, incremento del ácido úrico y del colesterol en sangre, por lo que puede elevar el riesgo cardiovascular. Además, seguirla a largo plazo no solo puede resultar peligroso, sino que también es tedioso y difícil de adaptar a la vida cotidiana.

B

Dieta para Bajar de peso

Ver dieta para Adelgazar arriba.

Dieta Baja en grasa

Una dieta baja en grasa debe contener 25% o menos de las calorías a partir de grasa. En una dieta promedio de 2000 kilocalorías debe tener 55 g de grasa o menos.

Este tipo de dieta puede ser indicada en caso de elevaciones del colesterol o triglicéridos en sangre, como parte del tratamiento de enfermedades crónicas como la diabetes, la hipertensión y la obesidad, en la prevención de enfermedades cardiovasculares o para tratar a personas con problemas de malabsorción.

Una dieta baja en grasa debe ser rica en frutas, verduras y cereales. Algunos de los alimentos que deben limitarse o evitarse son:

  • Leche entera, crema, mantequilla y quesos altos en grasa.
  • La piel de las aves
  • Cortes de carne grasosos, como las costillas,  T-bone, etc.
  • Carnes frías, tocino, chorizo.
  • Platillos fritos, capeados, rebozados o empanizados.
  • Postres panes, pasteles y galletas preparados con leche, huevos, mantequilla o crema.
  • Botanas como las papas fritas y otras frituras.
  • Comidas rápidas como  las pizzas y hamburguesas.
  • Comidas preparadas congeladas como pizzas, tacos, lasagnas, etc.

C

Dieta para Colitis

Las evidencias han mostrado que la mejor dieta para las personas que sufren de colitis es una dieta sin irritantes, equilibrada, que incluya todos los grupos de alimentos y sea rica en fibra. Como el incremento del consumo de fibra puede causar un poco de malestar al principio, esta debe incrementarse gradualmente. Los alimentos ricos en fibra incluyen a los granos integrales, las leguminosas, frutas y verduras, por lo que deben incluirse diariamente en cada una de las comidas principales.

Las personas con colitis pueden sentir que sus síntomas se incrementan cuando consumen algunos alimentos en particular, pero es muy variable de un individuo a otro, por lo que es conveniente hacer un diario de alimentos y síntomas para tratar de identificarlos. Por otro lado, algunas personas que padecen colitis tienen una mayor tendencia a la diarrea y otras al estreñimiento, por lo que los alimentos bien y mal tolerados deben individualizarse. Algunos de los alimentos más frecuentemente relacionados con el incremento de los síntomas son:

  • Picante e irritantes.
  • Platillos grasosos y/o condimentados.
  • Café y otras bebidas estimulantes o con cafeína.
  • Leguminosas como los frijoles, habas, lentejas y garbanzos.
  • Col, coliflor, brócoli.
  • Leche y sus derivados.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s