Lasagna sin gluten de calabacitas y requesón

lasagna sin glutenEl gluten es una proteína del trigo y algunos otros cereales. Es frecuente escuchar mitos y malentendidos con respecto a su consumo, pero la verdad es que la mayoría de las personas podemos comerlo sin problema.

Sin embargo, quienes padecen enfermedad celiaca o alguna reacción adversa a esta proteína, pueden verse en la necesidad de eliminar el gluten de su dieta. También es posible que algunas personas con síndrome de colon irritable deban limitar su consumo. Si éste es tu caso o el de alguien en tu familia y quieres preparar un platillo delicioso y similar a la lasagna, seguramente esta receta te será muy útil.

Aún si no tienes problemas con el gluten, pero te gusta probar platillos diferentes para dar variedad a tu dieta e incrementar tu consumo de verduras, esta receta te va a encantar.

Valor nutritivo aproximado: 200 kilocalorías, 12 g de proteína, 14 g de grasa, 3 g de fibra y 150 mg de calcio por porción

Ingredientes para 4 porciones:

  • 3 calabacitas alargadas
  • 1 ½  tazas de requesón
  • 1 pimiento verde
  • ½ taza de nuez picada
  • ½ taza de queso manchego rallado
  • 4 jitomates guaje
  • 1 trozo de cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Hojas de laurel al gusto
  • Perejil picado (para decorar)
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva

Preparación:

  1. Rebana las calabacitas en láminas delgadas a lo largo.
  2. Corta el pimiento en pequeños cubos.
  3. Mezcla el requesón con el pimiento y las nueces. Sazona al gusto con sal y pimienta.
  4. Engrasa un sartén mediano con aceite de oliva.
  5. Acomoda en el sartén una capa de calabacitas. Unta requesón sobre las calabacitas y baña con un poco de salsa de jitomate (ver abajo).
  6. Repite hasta acumular tres capas de calabacitas, requesón y salsa.
  7. Espolvorea la última capa con un poco de queso manchego rallado.
  8. Tapa bien el sartén y cocina a fuego bajo por alrededor de 15 minutos.
  9. Sirve y decora con un poco de nuez y perejil picados.

Para la salsa de jitomate:

  1. Pon a cocer los jitomates. Cuando estén suaves, licúalos con la cebolla y el ajo.
  2. Sazona la salsa con sal y pimienta. Añade unas hojitas de laurel. 
  3. Hierve la mezcla unos minutos y retira del fuego.

Autor: Mariana Alvarez Aceves

Nutrióloga, docente, asesora nutricional en línea. Amante de la docencia, la investigación y la nutrición basada en la evidencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .