Bajar de peso no es una tarea individual

haciendo amigos

Para muchas personas con sobrepeso, adelgazar y ponerse en forma puede sentirse como un reto que les corresponde solo a ellos. Pero esto podría no ser cierto. Al menos no al 100%. Aunque es cierto que una persona que pretende modificar sus hábitos y bajar de peso requiere asumir su propia responsabilidad y comprometerse con sus propósitos, también es cierto que los amigos, los familiares, el trabajo y el ambiente juegan un papel muy importante en el mantenimiento del peso corporal.

De esto se trata el libro Thinfluence: the powerful and surprising effect friends, family, work, and environment have on weight, de los doctores Walter Willett and Malissa Wood. El Dr Walter Willett es profesor de Epidemiología y Nutrición y presidente del Departamento de Nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard. La Dra. Wood es cardióloga y pertenece al staff médico del Hospital General de Massachusetts en Boston y profesora de medicina clínica en la Escuela de Mediciana de Harvard. A continuación comparto con ustedes algunos puntos que me parecieron importantes, tomados de las respuestas de los autores de dicho libro durante una entrevista que fue publicada en theatlantic.com hace algunos días.

  • Con mucha frecuencia las personas obesas cargan con grandes dosis de culpa y con la sensación de fracaso personal. Pero es importante que reconozcan que las decisiones que han tomado reflejan una red de factores ambientales que los rodean y que reconozcan cuáles pueden modificar y cuáles no.
  • El lugar donde vivimos aporta importantes factores al mantenimiento del peso corporal. Por ejemplo, cuando personas originarias de países como Japón, donde las mujeres tienen una prevalencia de obesidad menor al 5% se mudan a países con prevalencias de obesidad mayores, como los Estados Unidos, tienden a engordar.
  • Hasta las personas más responsables pueden tener dificultades para hacer las mejores elecciones con respecto a su salud cuando en el ambiente que les rodea encuentran múltiples barreras.
  • El control que podemos ejercer individualmente sobre los factores que nos rodean es variable. Por ejemplo, podemos tener un mayor control sobre nuestros amigos y familia que sobre la disponibilidad y precios de los alimentos saludables en nuestra localidad. Sobre factores como este último es más lo que podemos hacer trabajando en grupo y los resultados podrán valorarse solo después de un tiempo prolongado. Aún así, podríamos estar trabajando en beneficio de nuestros hijos.
  • Los factores internos también son importantes. Por ejemplo, debe considerarse la relación enfermiza que muchas personas tienen con la comida en la que emociones como el estrés, la ansiedad y la depresión conducen a comer en exceso. Tener el apoyo de familiares, amigos y expertos puede ayudar a manejar mejor estas emociones y reducir sus efectos sobre la salud.
  • Las personas que han hecho elecciones más saludables con respecto a su salud, deberían apoyar y aconsejar a familiares y amigos que han hecho elecciones menos saludables y que por lo tanto necesitan adelgazar.
  • Buscar el apoyo de otras personas con problemas similares también puede facilitar el camino. Por ejemplo, buscar grupos de ejercicio o de apoyo específicos para personas obesas.
  • Mientras más personas que la apoyen tenga una persona que quiere bajar de peso en su red, más posibilidades tiene de lograrlo con éxito.
  • Probablemente, las personas que están intentando cambiar sus hábitos deberían intentar pasar menos tiempo con  las personas que no estén dispuestas a apoyarlos en sus decisiones. Por ejemplo, ese grupo de amigos para los que no es posible salir a divertirse sin beber y botanear en exceso.
  • O mejor aún, deberían acercarse a aquellos que demuestran su interés por apoyarlos, por ejemplo aquellos con los que pueden ir a comer a lugares con opciones más saludables o a hacer ejercicio en grupo.
  • Así como debe haber políticas gubernamentales, nacionales o estatales que regulen algunos aspectos sobre la alimentación y el ejercicio, pueden establecerse “políticas” en casa que involucren a toda la familia por ejemplo “en esta casa no se bebe soda” o en la oficina, por ejemplo con respecto al tipo de alimentos que se permite solicitar para reparto a domicilio.

 

Fuente:  Ohikuare, Judith. Slimming down alone, together. Abril 20, 2014. Disponible en http://www.theatlantic.com/health/archive/2014/04/slimming-down-alone-together/360710/

Anuncios

2 comentarios sobre “Bajar de peso no es una tarea individual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s