Dieta para gastritis

Hombre tocándose el abdomen con dolor por gastritis
Imagen de Darko Djurin en Pixabay

La gastritis es una inflamación de la mucosa que recubre la parte interna del estómago. Existen varias causas por las que esta inflamación puede presentarse. Algunas de las más comunes son la infección por una bacteria llamada Helicobacter pylori, el abuso de alcohol, el estrés y el uso de algunos analgésicos.

Entre los síntomas de la gastritis se encuentran dolor abdominal, náusea, vómito, sensación de llenura después de comer, gases y falta de apetito.

La gastritis puede presentarse de forma aguda (aparece repentinamente)  o crónica (aparece poco a poco a través del tiempo). En ambos casos, algunas modificaciones dietéticas pueden ayudar a favorecer la recuperación de la mucosa del estómago y a disminuir los síntomas.

En los casos de gastritis aguda, sobre todo en los más severos, es probable que el médico indique algunas horas  y hasta un par de días de ayuno y tal vez la administración intravenosa de alguna solución para evitar la deshidratación. Cuando el dolor y el vómito van disminuyendo, se podrá iniciar de nuevo la vía oral comenzando con líquidos que no irriten al estómago, como infusiones sin cafeína, gelatinas, o consomé desgrasado. Posteriormente se iniciará una dieta con alimentos sólidos.

Ya sea que se reinicie la alimentación después de un cuadro agudo o que se hagan modificaciones para disminuir los síntomas de una gastritis crónica, con la dieta para gastritis se busca neutralizar o reducir la producción de ácido del estómago, porque éste puede agravar las molestias o irritar a la mucosa inflamada.  Las siguientes medidas pueden ser de gran utilidad:

Recomendaciones en la dieta para gastritis

  • Evitar las comidas abundantes.  Estas pueden ocasionar que el estómago se distienda y se aumente la producción de ácido. Es preferible hacer cinco o seis comidas pequeñas al día que dos o tres comidas abundantes. Así mismo, es importante evitar los periodos largos de ayuno.
  • Evitar el consumo de alcohol. El alcohol aún en pequeñas cantidades puede irritar la mucosa gástrica y aumenta la producción estomacal de ácido.
  • Evitar el café y otras bebidas con cafeína. La cafeína es un estimulante que incrementa la cantidad de ácido que se produce en el estómago.
  • Reducir el consumo de picante y condimentos. Los platillos picantes y condimentados podrían irritar la mucosa inflamada del estómago agravando los síntomas y retrasando su recuperación.
  • Evitar las comidas grasosas. Reducir el consumo de grasa en la dieta ayuda a mejorar la velocidad en que el estómago se vacía después de una comida, lo que favorece su recuperación y disminuye la sensación de llenura exagerada después de comer.
  • Tomar leche con moderación o evitarla. Anteriormente se aconsejaba  tomar leche varias veces al día para reducir  los síntomas de la gastritis y de úlceras gástricas porque se creía que ayudaba neutralizar la acidez. Ahora se sabe que esta recomendación  no tiene fundamento científico. En la dieta para gastritis la leche debe consumirse con moderación y en combinación con otros alimentos en el mismo tiempo de comida.
  • Tomar pocos líquidos junto con las comidas. Es preferible beber pequeñas cantidades de líquidos con las comidas y el resto en los períodos entre una comida y otra, tomarlos lentamente y evitar las bebidas gaseosas.
  • Incluir algunos alimentos con probióticos. Los probióticos son cultivos de microorganismos vivos benéficos para el organismo que favorecen la buena salud de la flora intestinal. Se cree que podrían ayudar a reducir el riesgo de infección por Helicobacter pylori, que es una de las causas de gastritis.
  • Comer despacio y masticar perfectamente cada bocado.

 Ejemplo de menú en una dieta para gastritis

Desayuno

Papaya picada

Claras de huevo revueltas con espinacas, tortilla de maíz

Infusión de manzanilla

Refrigerio

Verduras al vapor con requesón

Comida

Verduras al vapor

Pollo o pescado asado o al horno

Arroz al vapor

Fruta fresca

 Refrigerio

Gelatina de fruta con yogurt sin azúcar

Cena

Ensalada con pollo o atún

Papa al horno

Infusión de manzanilla

Adicionalmente, algunos  otros cambios al estilo de vida pueden también ayudar a reducir los síntomas de la gastritis y a prevenir nuevos cuadros. Entre estas medidas es importante dejar de fumar, hacer ejercicio regularmente, mantener un peso corporal saludable y aprender a manejar el estrés.

Autor: Mariana Alvarez Aceves

Nutrióloga, docente, asesora nutricional en línea. Amante de la docencia, la investigación y la nutrición basada en la evidencia.

2 pensamientos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .